El primer día


Llegó y se fue. La vida es así: tanto tiempo esperando un hito en el camino, que cuando lo alcanzamos resulta que no hay parada y el viaje sigue adelante.

Las estimaciones se cumplieron: en aproximadamente treinta minutos es posible llegar andando desde la puerta de mi casa hasta el edificio de XXXXXXXX (undisclosed) en el que trabajo (hay dos; el mío es el 306). Después, profesionalidad británica: reunión con RRHH en la que me dan media hora para leer la política de seguridad de la empresa (salidas de emergencia, extintores, etc.) y a continuación, como parte del proceso de induction (palabro con el que se refieren a la introducción a la empresa de un nuevo trabajador), se me presenta otro documento de varias páginas organizado a modo de checklist que contiene información detallada de procedimientos (p.e. vacaciones, control de accesos, …) que acabo llenando de ticks para afirmar con rotunidad que suscribo todo lo expuesto en él.

Tour rápido por la empresa después de un par de dudas y me dejan con mi lead. Por cierto, confirmo que estoy en el equipo de gameplay, aunque se pueden tener dudas en la clasificación de mis tareas. Explicaciones variadas sobre control de versiones, bugtracker, estructura física del código y de los assets, otro tour rápido por la empresa esta vez saludando a unos y a otros (no preguntéis por el nombre ni por el puesto) y mini-reunión con el producer de gameplay (sí, hay producers especializados ahí fuera) para explicarme los procesos de planificación y control de tareas. Posteriormente me dejan en mi sitio con una versión arrancada del juego y… es la hora de comer.

Tras la comida, primera tarea asignada. Sí, en serio. Y no es una tarea, digamos, trivial o de juguete. Qué mal acostumbrados estamos en España😉 Ahora espero que no la quieran resuelta en un par de días, porque para hacer dos tonterías me he tirado unas cuantas horas…

Lo dicho: el primer día llegó y se fue. Pero trajo bajo el brazo una tarea asignada🙂

Esta entrada fue publicada en Trabajo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El primer día

  1. josemi dijo:

    por último te comento esta. evidentemente en españa no es asi, pero seguro que no te va a dejar el mal sabor de boca que te ha dejado en españa la experiencia

    un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s