Invasion of the Blue Bins


Parece el título de un episodio de Doctor Who, pero no he podido evitar titular así esta entrada después de ver el aspecto que lucía el vecindario:

Esto da más miedo que los Weeping Angels...

El South Cambridgeshire District Council ha repartido a todos y cada uno de los vecinos de Milton las nuevas y flamantes Blue Bins, que vienen a sustituir a nuestras viejas conocidas Green Boxes. ¡Regocijémonos, que ya podemos sacar las botellas de leche, el cardboard y el papel a la calle sin que se mojen! ¡Alborozo!

Antes de llevar la nueva adquisición con el resto de compañeras, echo un vistazo a ver si han dejado algún folleto informativo. No sería nada raro; hace unas semanas el servicio de recogida de basuras dejó unos avisos que informaban de la inminente llegada de las nuevas bins sobre las tapas de los cubos vaciados (avisos que quedaron empapados al pasarse el día a la intemperie y ser recogidos después del trabajo, pero al igual que los japoneses hacen sus edificios a prueba de terremotos, los folletos ingleses resisten el agua. Bastante.).

Y efectivamente, algo había, aunque eso sí, dentro del cubo, en la bandeja para el papel. Aquí tenéis una imagen del misterioso sobre🙂

¿Qué será, será?

Las palabras en él escritas hacían presagiar lo peor. ¿Cambios en el sistema del reciclaje? ¡Oh, my! ¡Pero si acabo de aprenderme el viejo (y no del todo)!

Pues efectivamente, me lo han cambiado, aunque nada drástico, menos mal. Ahora el cartón ya no se echa en las Green bins y los tetrapaks se pueden echar en las Blue bins; además, disponemos de una bolsa, que se pega a los cubos azules, para dejar pilas y baterías de portátiles y móviles. Si los cambios introducen estas mejoras sustanciales, ¡bienvenidos sean!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Invasion of the Blue Bins

  1. noedelta dijo:

    Bieeenn!! Ya no tenemos que ir hasta el TESCO para llevar los tetrapacks y las pilas, además de poder almacenar la basura en vez de dentro de casa a fuera.

  2. Ángel dijo:

    Desde nuestro (maravilloso) viaje a Cambridge, soy incapaz de pensar en el reciclado sin acordarme de Pablo y sus veintisiete bolsas de basura.

    Recuerdo que, al terminar las cenas, uno llegaba a la cocina con su plato sucio, miraba aquel espectáculo de bolsas de plástico y residuos y… acababa sentado en el suelo, abrazado a sus rodillas, balanceándose mientras repetía una y otra vez:

    – No sé reciclar en este país, no sé reciclar en este país, no sé, no sé, no sé…

    Menos mal que luego llegaba el bueno de Pablo y con unas palmaditas, volvía a repetir:

    – El arroz aquí…
    – Las peladuras aquí…
    – Resto de orgánico aquí…
    – Plásticos aquí…
    – … etc etc.

    Dios mío, 5 días allí y fui incapaz de echar nada a la basura sin ayuda. Prometo que la siguiente vez estudiaré y me valdré por mí mismo.

    ¡A Dios pongo por testigo (puño en alto mirando el horizonte), que aprenderé a reciclar en UK!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s